Papa: Cristo, Buen Pastor, puerta de salvación para la humanidad

(RV).- Antes de rezar la oración mariana de este tiempo pascual, es decir el Regina Coeli del primer domingo de mayo, conocido como “Domingo del Buen Pastor”, el Papa Francisco reflexionó con el Evangelio de Juan que nos presenta a Jesús mediante dos imágenes. A saber, la del Pastor y la de la Puerta del corral de las ovejas. El Santo Padre afirmó que todos nosotros somos el rebaño, que conoce la voz del Pastor y se deja conducir por Él.

Sí, porque Jesús, es el pastor bueno y la puerta de las ovejas, es un jefe cuya autoridad se expresa en el servicio, un jefe que para gobernar da la vida y no pide a los demás que la sacrifiquen. De manera que podemos fiarnos de un jefe así, Cristo, que representa una presencia amiga, fuerte y dulce y que al mismo tiempo nos protege, consuela y cura.

El Pontífice invitó a no perder de vista la dimensión espiritual y afectiva de la experiencia cristiana.  Sabiendo que estamos unidos al Señor por un vínculo especial, al igual que las ovejas a su pastor. Y pidió que no racionalicemos demasiado la fe, porque de este modo corremos el riesgo de perder la percepción del timbre de la voz de Jesús Buen Pastor, que anima y fascina. De manera que hoy – dijo el Papa – estamos invitados a no dejarnos distraer por las falsas sabidurías de este mundo, sino a seguir a Jesús, el Resucitado, como único guía seguro que da sentido a nuestra vida.

En esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Obispo de Romapidió que invoquemos a la Virgen María para que acompañe a los diez nuevos sacerdotes a quienes ordenó durante la Santa Misa celebrada anteriormente en la Basílica Vaticana, y con el deseo de que sostenga con su ayuda a cuantos el Señor sigue llamando.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Papa Francisco envió carta a los Obispos de Venezuela y pide establecer puentes y dialogar seriamente

El Papa Francisco emitió este viernes un comunicado a los obispos venezolanos, donde aseguró que sigue con preocupación la situación del pueblo venezolano e indicó: “Estoy persuadido de que los graves problemas de Venezuela se pueden solucionar si hay voluntad de establecer puentes, de dialogar seriamente y de cumplir con los acuerdos alcanzados”.

A continuación el texto íntegro del Papa Francisco:

Queridos hermanos en el episcopado.

En estos días en que celebramos con un gozo particular que Nuestro Señor Jesucristo ha resucitado y está vivo y glorioso, me dirijo a ustedes para trasmitir mi más afectuosa felicitación pascual y para testimoniarles mi cercanía, consciente de las dificultades que están atravesando.

Les aseguro que estoy siguiendo con gran preocupación la situación del querido pueblo venezolano ante los graves problemas que le aquejan, y que siento un profundo dolor por los enfrentamientos y la violencia de estos días, que han causado numerosos muertos y heridos, y que no ayudan a solucionar los problemas, sino que únicamente provocan más sufrimiento y dolor.

Sé que también ustedes, queridos hermanos, comparten la situación de su pueblo, que junto con los sacerdotes, las consagradas y consagrados y los fieles laicos sufren por falta de alimentos y medicinas, y que algunos, incluso, han soportado ataques personales y actos violentos en sus iglesias. Deseo manifestar mi solidaridad con cada uno de ustedes y agradecerles su cercanía con la grey que les ha sido encomendada, especialmente con los más pobres y necesitados, así como iniciativas para fomentar la solidaridad y la generosidad entre los venezolanos.

Agradezco así mismo su continuo llamamiento a evitar cualquier forma de violencia, a respetar los derechos de los ciudadanos y a defender y defender la dignidad humana y los derechos fundamentales, pues igual que ustedes, estoy persuadido de que los graves problemas de Venezuela se pueden solucionar si hay voluntad de establecer puentes, de dialogar seriamente y de cumplir con los acuerdos alcanzados. Les exhorto a seguir haciendo todo lo necesario para que este difícil camino sea posible, convencido de que la comunión entre ustedes y sus sacerdotes les dará luz para encontrar el camino correcto.

Queridos hermanos, deseo animales a que no permitan que los amados hijos de Venezuela se dejen vencer por la desconfianza o a la desesperación, pues estos son males que penetran en el corazón de las personas cuando no ven perspectivas de futuro.

Invocando la protección amorosa de Nuestra Señora de Coromoto, elevo mis oraciones al Señor Resucitado para que derrame sobre ustedes, queridos hermanos, y sobre todo el amado pueblo de Venezuela los abundantes dones pascuales de paz, que él mismo, victorioso sobre la muerte, otorgó a los apóstoles liberándolos de todo temor.

Francisco

 

Vaticano, 5 de mayo de 2017.

 

 

Santa Sede aprobó dos Siervos de Dios y una Basílica para la Diócesis de San Cristóbal

Un fiel laico: don Lucio León y, un sacerdote diocesano: Mons. Martin Martínez, nuevos Siervos de Dios. También el Vaticano aprobó elevar el templo de San Antonio del Táchira a “Basílica menor”

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, anunció que la Santa Sede aprobó el inicio del proceso de beatificación y canonización de dos Siervos de Dios: don Lucio León, fiel laico; y monseñor Martin Martínez, sacerdote diocesano. Así mismo se informó que fue elevada a “Basílica Menor” el templo de la parroquia de San Antonio del Táchira en la frontera colombo-venezolana.

“Un sacerdote sencillo y muy querido: Martin Martínez, y un laico, padre de familia y trabajador: don Lucio León; son dos nuevos Siervos de Dios del Táchira”, anunció el Obispo en rueda de prensa en compañía de los familiares de estos dos fieles con fama de santidad.

“La Santa Sede ha aceptado abrir el proceso de canonización y beatificación de estos dos nuevos Siervos de Dios. Ahora tenemos la tarea de estudiar su fama de santidad y sus virtudes heroicas”, por ello explicó el Obispo creará una comisión histórica y otra teológica para comenzar el proceso.

Estos dos nuevos Siervos de Dios tachirenses se suman las cuatro causas que ya están en proceso, entre ellos: monseñor Tomas Antonio Sanmiguel, Medardo Piñero, Madre Lucía del Niño Jesús, y Hermana Israel Bogotá Baquero.

“En el Táchira tenemos la posibilidad de ser santos, y todo tenemos la responsabilidad de promover la pastoral de la santidad. Esto ayudará a muchas personas a orientar su vida cristiana”, manifestó el Obispo.

El Siervo de Dios Lucio León (1932-2010), tuvo una vida religiosa como la gente común: amor a la Eucaristía y la Confesión, fidelidad al rezo del rosario diariamente. Era trabajador, vendía productos en el mercado de San Carlos en la ciudad de San Cristóbal, y luego se dedicó a la albañilería, desarrolló su apostolado con la Cofradía del Santísimo Sacramento. Don Lucio es el padre del sacerdote José Lucio León Duque.

El Siervo de Dios Martin Martínez (1919-2006), sacerdote diocesano del presbiterio de San Cristóbal, ejerció su ministerio durante 58 años con dedicación y sentido pastoral. Es conocido como un hombre de oración que realiza con gran recogimiento de manera especial el Breviario, el rosario, y la visita a los enfermos, a quienes les lleva el viático. Trabajo en varias parroquias y fue impulsor de la cultura y de obras envergadura de la región.

Basilia de Antonio del Táchira
“Otra notica importante es la elevación a Basílica Menor de uno de los templos más importantes de la frontera colombo-venezolana. El Santo Padre a través de la Congregación para el Culto Divino aprobó elevar a Basílica del templo de la parroquia San Antonio del Táchira”; expresó monseñor Moronta.

Informó el Obispo que este día han sonado las campanas en la nueva Basílica para anunciar la buena noticia. Para la lectura formal del decreto de elevación a Basílica se tendrá la visita a la frontera del Nuncio Apostólico de Venezuela, durante la primera semana del mes de junio.

“Esta Basílica es un símbolo para toda la gente que trabaja en la frontera. Es un regalo del Papa Francisco para ellos, por su vida cristiana y de muestra que con la fe se pude vivir en paz y fraternidad en la frontera, haciendo una cultura de integración”, concluyó el Obispo.

Nota de prensa Diócesis de San Cristóbal
05 de mayo de 2017

 

El Papa: “Jóvenes: promuevan el cuidado de la creación y la construcción de la paz”

(RV).- “Es el momento de afrontar y vencer sin miedo la cultura de la destrucción con la fuerza de la humildad”, es el aliento del Papa Francisco a los jóvenes estudiantes italianos comprometidos en la Coordinación Nacional de Entes Locales por la paz y los derechos humanos, a quienes recibió en Audiencia la mañana del sábado 6 de mayo, en el Aula Pablo VI del Vaticano.

En su discurso, el Pontífice agradeció a los estudiantes por sus preguntas concretas, en las cuales manifiestan la angustia por las tantas tragedias que afligen al mundo, desde las guerras hasta pobreza, asimismo por la violación de los derechos humanos. El Santo Padre subrayó que, hoy no hay respeto ni siquiera por los niños y denunció que en la televisión se ven sólo malas noticias, y destrucción, porque pareciera que más un programa televisivo transmite estas calamidades, más suceso tiene.

El Obispo de Roma también recordó la emergencia de los emigrantes, “la tragedia más grande en Europa después de la Segunda Guerra Mundial”. Por ello, dirigió su pensamiento a la violencia y a las guerras que desfiguran la humanidad:

“Nosotros estamos viviendo la tragedia más grande después de la segunda guerra mundial. Es verdad. Hay gente buena, existen cosas buenas en el mundo que no se ven; pero el mundo está en guerra. Díganlo ustedes que están en la escuela de la paz: digan, el mundo está en guerra. Luego, no lo sé, yo me he avergonzado por el nombre de una bomba: ‘la madre de todas las bombas’. Pero mira tú, la madre da vida. Y esta da muerte. ¿Y le decimos madre a este artefacto? ¿Qué cosa esta sucediendo?”.

El Papa Francisco evidenció la debilidad de muchos líderes internacionales. Y exhortó que de una parte se pide la paz, pero después se producen y trafican con armas. “Existen los comerciantes – dijo – que venden armas” a quienes están en guerra y así ellos ganan sobre la muerte de los demás.

Una vez más, el Santo Padre denunció el tráfico de drogas que destruye a muchos jóvenes. Así mismo, denunció que en el centro de la economía se encuentra el dinero y el poder y no el hombre, refiriéndose en particular al flagelo del trabajo ilegal, a la explotación de las personas e incluso de los niños:

“Pero Padre, esto sucede allá, en ese continente lejano o en ese país lejano. Aquí, aquí en Europa, aquí en Italia. Aquí se explotan a las personas cuando son pagadas ilegalmente, cuando te hacen un contrato de trabajo de septiembre a mayo, y luego dos meses sin contrato y así no hay continuidad, y luego reinician en septiembre: esto se llama destrucción, esto se llama – nosotros los católicos lo llamamos pecado mortal – explotación”.

El Papa Francisco también se detuvo sobre el tema de las habladurías, un verdadero terrorismo dijo, porque destruye a la persona y ha animado a los jóvenes a “morderse la lengua” antes de hablar mal de los demás. Al mismo tiempo el Pontífice advirtió de cuidarse de la violencia, de los insultos que, a veces se ve también en los debates políticos. Ante todo esto, dijo, se necesita una actitud de humildad:

“Ser humildes, tener una actitud de humildad, no significa ser estúpidos; significa decir las cosas en paz, con tranquilidad, sin herir, buscar el modo de decirlas sin herir. Pero la humildad es una de las virtudes que debemos re-aprender, rencontrar en nuestra vida. Y esto ayuda mucho en nuestras conversaciones, no adjetivar a la gente. No: dejémoslo. Siempre con humildad. Siempre con esa actitud humilde que esta contra la violencia”.

Finalmente, el Papa Francisco invitó a los jóvenes a no resignarse jamás, a dejar de lado la palabra “resignación”. Además, puso el acento en la necesidad de reconstruir un pacto educativo entre la escuela y la familia para promover el bien común en la sociedad. Así como promover el cuidado de la creación y la construcción de la paz.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

Testimoniar a Cristo y servir al Papa y a la Iglesia. Gratitud de Francisco a la Guardia Suiza

(RV).- «Aprovecho esta ocasión para renovar a todo el Cuerpo de la Guardia Suiza mi gratitud por la diligencia y solicitud con que desarrollan su preciosa actividad al servicio del Papa y del Estado de la Ciudad del Vaticano»

Así el Papa Francisco renovó su agradecimiento a la Guardia Suiza Pontificiaen el tradicional encuentro, que coincide con la celebración del histórico Saqueo de Roma, en 1527, cuando sus predecesores se distinguieron por su valiente defensa del Papa, hasta el sacrificio de su propia vida.

En sus cordiales palabras y saludo también a los nuevos reclutas, el Santo Padre señaló el destacado servicio al que están llamados después de casi cinco siglos:

«Hoy no están llamados a ese heroico ofrecimiento de su vida física, sino a otro sacrificio no menos arduo: a servir el poder de la fe. La fe es una válida barrera para resistir a las fuerzas y poderes de esta tierra y sobre todo a aquel que es el ‘príncipe de este mundo’, el padre de la mentira’ que ‘ronda como un león rugiente, buscando a quién devorar’, según las palabras del Apóstol Pedro.

Están llamados a ser fuertes y valientes, sostenidos por la fe en Cristo y por su palabra de salvación. Vuestra presencia en la Iglesia, vuestro importante servicio en el Vaticano es una ocasión para crecer como valientes ‘soldados de Cristo’».

Alentando a los miembros de la Guardia Suiza a perseverar en su seriedad profesional y en su generoso testimonio cristiano y santidad de vida, con el anhelo de que «ésta sea su principal preocupación», el Papa hizo hincapié en la importancia de la fe, como impulso para su servicio en la Ciudad Eterna y su testimonio cristiano:

«La singular misión que tienen encomendada en favor de la Santa Sede y de la Iglesia tiene su manantial en el Bautismo, que los habilita para testimoniar  la fe en Cristo muerto y resucitado, allí donde la Providencia los lleva a vivir. Queridos guardias, siéntanse parte activa del gran Pueblo de Dios, discípulos misioneros comprometidos en testimoniar el Evangelio en el ambiente en el que obran y en los lugares donde transcurren su tiempo libre».

(CdM – RV)

Papa: No a los rígidos de doble vida en la Iglesia

(RV).- También hoy en la Iglesia hay personas que usan la rigidez para cubrir sus propios pecados. Es la admonición que hizo el Papa en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Al comentar la Primera Lectura del día, tomada de los Hechos de los Apóstoles, el Pontífice se detuvo a considerar la figura de San Pablo, quien de rígido persecutor llega a ser manso y paciente anunciador del Evangelio.

Francisco observó que “la primera vez que aparece el nombre Saulo es en la lapidación de Esteban”. Y agregó que Saulo era un “muchacho rígido e idealista” que estaba “convencido” de la rigidez de la Ley.

No a los rígidos de doble vida en la Iglesia

Era rígido – comentó el Papa – pero “era honesto”. Y añadió que Jesús “tuvo que condenar a los rígidos que no eran honestos”:

“Son los rígidos de doble vida: se hacen ver bellos, honestos, pero cuando nadie los ve, hacen cosas malas. En cambio, este muchacho era honesto: creía eso. Yo pienso, cuando digo esto, en tantos muchachos que han caído en la tentación de la rigidez, hoy, en la Iglesia. Algunos son honestos, son buenos, debemos rezar para que el Señor los ayude a crecer en el camino de la mansedumbre”.

El Santo Padre prosiguió diciendo que “usan la rigidez para cubrir debilidades, pecados, enfermedades de personalidad y usan la rigidez” para afirmarse sobre los demás. Y observó que Saulo, que había crecido en esta rigidez, no puede tolerar lo que para él era una herejía y así comienza a perseguir a los cristianos.

Saulo se convierte en Pablo

San Pablo se convierte, de persecutor en evangelizador. El Papa dijo que el “muchacho rígido, que se hizo un hombre rígido, ¡pero honesto!, también se hizo niño y se dejó conducir hacia donde el Señor lo llamaba. Lo que definió como la fuerza de la mansedumbre del Señor”. Saulo, por lo tanto, se convierte en Pablo, anuncia al Señor hasta el final y sufre por Él:

“Y así, este hombre desde su propia experiencia predica a los demás, de una parte a la otra: perseguido, con tantos problemas, también en la Iglesia, también debió sufrir que los propios cristianos se pelearan entre ellos. Pero él, que había perseguido al Señor con el celo de la Ley, dirá a los cristianos: ‘Con lo mismo con que ustedes se han alejado del Señor, han pecado, con la mente, con el cuerpo, con todo, con los mismos miembros ahora son perfectos. Den gloria a Dios’”.

Orar por los rígidos para que sigan el camino de la mansedumbre de Jesús

“Está el diálogo entre la suficiencia, la rigidez y la mansedumbre”, dijo Francisco. “El diálogo entre un hombre honesto y Jesús que le habla con dulzura”. Y así “comienza la historia de este hombre que hemos conocido de muchacho, en la lapidación de Estaban, y que terminará traicionado por un grupo de cristianos”. Para algunos – afirmó – la vida de San Pablo “es un fracaso”, como la de Jesús:

“Éste es el camino del cristiano: ir adelante por las huellas que Jesús ha dejado, huellas de su predicación, huellas de su sufrimiento, la huella de la Cruz, la huella de la resurrección. Pidamos a Saulo, hoy, de modo especial, por los rígidos que hay en la Iglesia; por los rígidos-honestos como él, que tienen celo, pero que se equivocan. Y por los rígidos hipócritas, los de doble vida, aquellos de los cuales Jesús les decía: ‘Hagan lo que dicen, pero no lo que hacen’. Recemos por los rígidos, hoy”.

(María Fernanda Bernasconi – RV). vía Radio Vaticana

Obispos de Cuba realizan visita Ad Limina al Papa Francisco

El pasado martes 02 inicio  Visita ad limina Apostolorum de los Obispos de Cuba que concluyo el viernes 05  teniendo la audiencia con el Papa Francisco el jueves 4 de mayo.

Con motivo de dicha visita los obispos cubanos publicaron una carta a los fieles en la cual expresan su deseo de llevar al Santo Padre Francisco “el cariño y la fe” del pueblo cubano y recuerdan con agradecimiento las dos visitas que él realizara a la isla en 2015 y 2016, así como las de sus predecesores, San Juan Pablo II, en 1998, y el Papa emérito Benedicto XVI, en 2012.

“Para nosotros es muy importante venir a Roma en visita ad Limina, y hacer un intercambio con el Santo Padre y sus ayudantes más cercanos, comentando la vida de la Iglesia”. “Hemos encontrado en los distintos dicasterios y congregaciones una acogida muy sincera”. dijo Mons. Dionisio García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba

Papa Francisco: «División de la oposición afecta el diálogo en Venezuela»

El Papa Francisco considera que el conflicto en Venezuela se ha agudizado porque parte de la oposición de ese país no acepta el diálogo que ha facilitado el Vaticano con cuatro expresidentes iberoamericanos.

En una rueda de prensa durante el viaje de retorno de Egipto al Vaticano, el Papa dijo que pese a la mediación de la Santa Sede bajo pedido de los cuatro expresidentes que sirvieron como facilitadores «la cosa no resultó».

«No resultó porque las propuestas no eran aceptadas y sé que ahora están insistiendo (…) yo creo que tiene que ser con condiciones muy claras. Parte de la oposición no quiere esto. Es curioso, la misma oposición está dividida», respondió Francisco al periodista de Antena 3, Antonio Pelayo.

Agregó que todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias, «sino jugamos al tin tin pirulero, y no va la cosa».

Los acompañantes del diálogo en Venezuela: Martín Torrijos, expresidente de Panamá; Leonel Fernández, expresidente de República Dominicana; José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de gobierno de España; y Ernesto Samper, expresidente de Colombia, han reiterado su compromiso de fomentar las conversaciones entre los sectores políticos y el Gobierno con el objeto de preservar la convivencia pacífica.

Resumen de la catequesis que el Papa pronunció en español durante la audiencia general del este miércoles 03 de mayo

Queridos hermanos y hermanas

Deseo hablarles hoy sobre mi reciente Viaje apostólico en Egipto. El lema del viaje era: «El Papa de la paz en un Egipto de paz». El primer día tuve varios encuentros encaminados a fomentar el diálogo entre cristianos y musulmanes, y a promover la paz. Egipto es tierra de civilización y de cultura, y esto nos enseña que la paz se construye mediante una educación integral que comprende la dimensión religiosa y la relación con Dios.

Viví además un signo de comunión con el querido hermano Papa Tawadros II, Patriarca de los Coptos ortodoxos. Renovamos nuestro compromiso de caminar juntos y firmamos una Declaración conjunta, en la que nos comprometemos a no repetir el Bautismo administrado en nuestras respectivas Iglesias. Acompañados también por el Patriarca de Constantinopla, rezamos por los mártires de los recientes atentados; su sangre fecunda el diálogo ecuménico y a toda la Iglesia.

El segundo día estuvo dedicado a los fieles católicos. Los animé a que reavivaran en ellos la experiencia de los discípulos de Emaús. Después me reuní con sacerdotes, religiosos y religiosas y seminaristas. En ellos he visto la belleza de la Iglesia en Egipto y recé con ellos por todos los cristianos de Oriente Medio.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Que la Sagrada Familia de Nazaret, que emigró a la tierra del Nilo para huir de la violencia de Herodes, bendiga y proteja al pueblo de Egipto; y a todos ustedes les conceda paz y bien en sus vidas. Muchas gracias.

Catequesis del Papa: ser levadura de fraternidad

(RV).-  “Que la Sagrada Familia de Nazaret, que emigró a la tierra del Nilo para huir de la violencia de Herodes, bendiga y proteja al pueblo de Egipto; y a todos ustedes les conceda paz y bien en sus vidas”.

Fue el deseo que el Papa Bergoglio expresó al saludar a los numerosos fieles y peregrinos de nuestro idioma que participaron en la Audiencia General del primer miércoles de mayo.

En esta ocasión, el Santo Padre Francisco se refirió a su reciente Viaje Apostólico, del 28 al 29 de abril, que realizó a El Cairo con el lema: “El Papa de la paz en un Egipto de paz”. Y lo hizo con la introducción de un pasaje bíblico del Evangelio de San Mateo, en el que se lee que tras la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo:

“Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. De modo que Jesús permaneció allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta: “Desde Egipto llamé a mi hijo”.

Hablando en italiano, el Obispo de Roma explicó a los presentes en la Plaza de San Pedro que viajó a esta nación del norte de África por invitación del Presidente de la República, de Su Santidad el Patriarca Copto Ortodoxo, del Gran Imán de Al-Azhar y del Patriarca Copto Católico. De modo que Franciscoaprovechó este encuentro para agradecerle a cada uno la acogida que le reservaron y que fue, verdaderamente calurosa. Al mismo tiempo, el Pontífice agradeció al entero pueblo egipcio su participación junto al afecto con que vivió esta visita del Sucesor de San Pedro.

Tras recordar que el Presidente y las Autoridades civiles se empeñaron de modo extraordinario a fin de que este evento pudiera desarrollarse de la mejor manera, y como signo de paz, tanto para Egipto como para aquella región que, lamentablemente, sufre a causa de los conflictos y el terrorismo; el Pontífice aludió a su visita a la Universidad de Al-Azhar – la más antigua y máxima institución académica del Islam sunita – de cuya etapa destacó que tuvo dos perspectivas: la del diálogo entre cristianos y musulmanes y, al mismo tiempo, la de la promoción de la paz en el mundo. Contexto en el que el Papa recordó su reflexión en la que valoró la historia de Egipto como tierra de civilización y tierra de alianzas.

A la vez que destacó que la paz también se construye volviendo a partir de la alianza entre Dios y el hombre, fundamento de la alianza entro todos los hombres, basada en el Decálogo escrito en las tablas de piedra del Sinaí y mucho más profundamente en el corazón de cada hombre, de todo tiempo y lugar. Y añadió que los cristianos en Egipto, al igual que en cualquier otra nación, están llamados a ser levadura de fraternidad. Lo que es posible – dijo – cuando se vive en comunión en Cristo.

De su segundo día en tierra egipcia el Papa Bergoglio dijo que estuvo dedicado a los fieles católicos, razón por la cual recordó que la celebración de la Santa Misa en el Estadio fue una fiesta de fe y fraternidad, en la que se sintió la presencia viva del Señor Resucitado.

Por esto – agregó Francisco – “al comentar el Evangelio exhorté a la pequeña comunidad católica en Egipto a revivir la experiencia de los discípulos de Emaús, es decir, encontrar siempre en Cristo, Palabra y Pan de vida, la alegría de la fe, el ardor de la esperanza y la fuerza de testimoniar en el amor que “¡hemos encontrado al Señor!”.

(María Fernanda Bernasconi – RV). vía Radio Vaticana